Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de cronicaeconomica.com
Economía
El 60% de las empresas bajarán o congelarán sueldos

    


El impacto del coronavirus en los salarios de los trabajadores perdurará hasta finales de 2020. Según el informe ´Conversaciones: Remuneraciones y el Covid-19´, realizado por KPMG en España, existe todavía una gran incertidumbre empresarial

 Casi el 60% de las compañías encuestadas considera que durante los próximos seis meses del año las remuneraciones de consejeros, altos directivos y empleados tendrán que bajarse o congelarse mientras que solo el 4% de las empresas considera que las remuneraciones se verán incrementadas en algunos niveles en ese periodo de tiempo.

La mayoría de las compañías (34%) prevé que se reducirá la retribución variable anual devengada para 2020 para empleados y consejeros, debido a la dificultad para conseguir los objetivos de negocio. A pesar de ello, un 24% de las empresas encuestadas considera que no se realizará ningún cambio en estos sistemas porque se desea motivar a los directivos y empleados de cara a la salida de la crisis. Otro 23% cree que se va a retrasar o modificar la consecución de objetivos.
En cuanto a los incentivos a largo plazo, la mayoría de las organizaciones no están valorando llevar a cabo ninguna modificación (47%). Sin embargo, la situación derivada del nuevo coronavirus ha generado incertidumbre sobre cómo gestionarlos, especialmente en el caso de las compañías cotizadas (un 30% de los encuestados), porque las decisiones adoptadas en estos momentos serán analizadas por los inversores dentro de un año.

La mitad de las empresas están apostando por preservar el empleo, pero el 58% de ellas se han visto abocadas a aplicar algún tipo de ERTE para paliar le impacto del virus. En concreto, un 20% de las empresas se han visto obligadas a aplicar ERTE por causas económicas, técnicas u operativa; un 19% ha aplicado ERTE por fuerza mayor, y otro 19% ERTE de reducción de jornada.
Por otro lado, el estudio señala que las empresas han cancelado proyectos no esenciales (37%), contrataciones y promociones (34%), incrementos salariales (32%) y modificado condiciones de trabajo (27%), anticipado vacaciones (27%), ajustado remuneraciones de consejeros y altos directivos (21%) y cancelados contratos con subcontratistas (18%). Solo un 31% de los encuestados reportan haber mantenido el negocio ordinario y, por tanto, las remuneraciones de sus empleados.
 
© 2020  |  www.cronicaeconomica.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad