Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de cronicaeconomica.com
Opinión
La diferencias, cada día mas notables

    

Lo de que en el gobierno, como en el Barsa, andan a garrotazos es tan cierto, como que estos dias estamos rondando los cuarenta grados y hace un calor que solo se combate con los aparatos de aire acondicionado. Y además, ya ni lo niegan, ni lo ocultan. Como mucho lo disimulan un poquito, por aquello del que dirán.

Y no hace ser un experto en relaciones gubernamentales para darse cuenta, por ejemplo de que Iglesias no ha abierto la boca para apoyar a Calviño en su posible nombramiento como presidenta el Eurogrupo. Es mas, si puede y no se le nota demasiado en el tumulto de partidos que conforman el grupo radical en el Parlamento Europeo sus seguidores votaran a otros candidatos.
 
Pero hay mas cosas. Como se recuerda, el pasado 9 de junio, en respuesta a una pregunta formulada durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Ministros, Iglesias defendió la desmilitarización del instituto armado. «Si respondiera como líder de mi partido me gustaría que se puedan reunir, manifestarse y sindicarse como, de hecho, reivindican muchas asociaciones. Me parecería muy bien. Pero como vicepresidente soy prudente porque competencialmente no me corresponde», mantuvo.

Hoy mismo, el ministro competente, Marlaska ha afirmado que el deseo del Ejecutivo es impulsar una Guardia Civil «moderna» y se ha desmarcado abiertamente de las «reformas radicales» que propugno el vicepresidente podemita. En concreto, el ministro  de Interior ha reivindicado la «arraigada imparcialidad», la «lealtad» con todas las instituciones del Estado y la «neutralidad» de la Guardia Civil como las «cualidades» que sustentan el «aprecio y la confianza» de los ciudadanos hacia el Cuerpo.

 
Y a todo esto sin mencionar el calentón gubernamental cada vez que sale el tema de la tarjetita sim de la ex colaboradora y todo ese contexto de cloaca  que huele que apesta y que le va a salir muy caro a este gobierno, que puede aprovechar la salida de la vicepresidenta económica para hacer una remodelación en la que el poder de Podemos se vea, de algún manera,  diluido. 
© 2020  |  www.cronicaeconomica.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad